El dolor lumbar se manifiesta en la parte baja de la espalda y pueden generarse tanto por incidentes de naturaleza mecánica, movimiento y postura; o bien por lesiones o bien el desgaste normal que se produce en las articulaciones, los discos y los huesos de la columna vertebral a medida que las personas envejecen, y en el peor de los casos con tumores.

A continuación, presentamos las causas más comunes de dolor lumbar:

  • Problemas musculares
    La tensión muscular y otros problemas musculares son la causa más común del dolor lumbar, que puede ser generado por una distensión por levantar objetos pesados, agacharse o cualquier otro uso arduo o repetitivo. Suelen sanar en pocos días o semanas.
  • Degeneración de discos
    Los discos intervertebrales son almohadillas esponjosas que actúan como amortiguadores entre cada una de las vértebras de la columna lumbar. La degeneración del disco puede generar dolor en el espacio intervertebral. Puede hacerse referencia a esta afección con muchos términos diferentes. En este sitio se le denomina sistemáticamente "enfermedad degenerativa de disco".
  • Hernia de disco lumbar
    Una hernia de disco puede ocurrir debido a lesiones o por levantar objetos pesados, o suceder lentamente como parte de un proceso de desgaste de la columna vertebral. El dolor de pierna (ciática) es el síntoma más común de una hernia de disco.
  • Disfunción de la articulación sacroilíaca
    La articulación sacroilíaca, que se conecta con la parte inferior de la columna lumbar y la parte superior de la rabadilla, puede causar dolor lumbar (lumbalgia) o dolor de ciática si hay algún tipo de disfunción en la articulación que permite demasiado movimiento o restringe el movimiento normal.
  • Espondilolistesis
    La espondilolistesis ocurre cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre la de abajo. El deslizamiento se produce con mayor frecuencia en las vértebras lumbares inferiores (p. ej., L4-L5 o L5-S1). Si la vértebra desplazada comprime la raíz nerviosa en ese nivel, puede originarse dolor en las piernas y, posiblemente, dolor en el pie).

Cabe mencionar que cualquier irritación de las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral, problemas en las articulaciones, los mismos discos, los huesos y los músculos, todos pueden ser una fuente de dolor. Para un diagnóstico preciso te recomendamos acudir con un especialista y realizar la terapia de rehabilitación adecuada para tu pronta recuperación.