El dolor de pies puede tener orígenes tan obvios como uñas enterradas o la aparición de juanetes por el uso de calzado no apropiado, pero se ha comprobado que las afecciones en la columna vertebral pueden incidir en el malestar de las extremidades inferiores debido a problemas originados por trauma o degenerativos.

Entre las afecciones de la espalda que son propicias para el dolor de piernas o pies tenemos:

Enfermedad degenerativa de disco lumbar

Es originado por el envejecimiento del cuerpo debido a que nuestros discos intervertebrales se deshidratan (pierden agua), se degeneran, pierden su flexibilidad y permiten pequeños movimientos que pueden causar un dolor que puede irradiarse desde el disco hacia la pierna. Si bien el principal síntoma de la enfermedad degenerativa de disco lumbar suele ser el dolor lumbar, el dolor de piernas y pies también es un síntoma frecuente.

Hernia de disco lumbar

Este tipo de hernia ejerce presión sobre el punto más débil en un disco, justo por debajo de la raíz nerviosa, lo que provoca un dolor que puede irradiarse hasta el nervio ciático por toda la pierna del paciente y en el pie, implicando otros nervios dependiendo de cuál sea la raíz nerviosa afectada.

Estenosis raquídea lumbar

La estenosis raquídea generalmente se produce en pacientes de edad avanzada, porque las articulaciones facetarias se agradan debido a la degeneración de la columna vertebral que tiende a ocurrir con la edad. Los síntomas de la estenosis raquídea tienden a mejorar cuando el paciente se inclina hacia adelante, una posición que tiene el efecto de abrir la parte posterior de la columna vertebral y disminuir la presión sobre las raíces nerviosas de la columna.

Espondilolistesis

La espondilolistesis ocurre cuando una vértebra de la columna vertebral se desliza hacia adelante sobre la vértebra siguiente, inferior, y compromete la estructura natural del segmento de la columna vertebral, así como su estabilidad y flexibilidad.

Ciática

A menudo, el término ciática hace referencia a todos los síntomas de dolor de piernas causados por las afecciones mencionadas anteriormente. Esto se debe a que, con frecuencia, el dolor se irradia a lo largo del nervio ciático, que se origina en ciertas raíces nerviosas de la espalda lumbar y se extiende hasta la parte posterior de cada pierna hasta el pie.

 La ciática puede presentarse ya sea como un dolor constante (por lo general en los glúteos) o como un dolor punzante en la pierna.

 

La mayoría de los tratamientos exitosos se basan en contar con un diagnóstico anatómico preciso para la base de un síndrome de dolor que se presenta. Solicite su consulta para obtener un diagnóstico y tratamiento óptimo para la rehabilitación y cuidado de estos u otros padecimientos.

 

Fuente: www.spine-health.com